...

del tiempo que se detuvo
en este siglo eterno
mantengo la lámpara apoyada en la mesa
al lado del dolor de los que se van
de los pocillitos sucios que dejan
de las sillas vacías con sus
almohadones mullidos
por deshuso.

...