...

lo que aprendí esa noche
lo que me obligó a dormir
sobre su pecho
fue que en el medio del cuerpo
justo en la mitad del cuerpo
nadie tiene el mismo olor-
el tuyo es durazno y su textura
el de ella era limones en verano
y el suyo manzanas
deliciosas
manzanas.

...

quisiera contarte algo suave
de algún momento del día

pero
están tan
ásperos

...

quisiera ponerte un nombre
que se pareciera más
a mis ganas.

...